¿Dónde colocar nuestras cortinas térmicas aislantes?

cortinas térmicas aislantes

Nuestras cortinas térmicas aislantes están presentes en múltiples establecimientos e industrias para mantener los productos refrigerados en condiciones óptimas. Vamos a ver en qué más sitios se pueden colocar. 

Con las cortinas de PVC se logra un control, equilibrio y aislamiento estupendos. En muchos casos se recurre a este tipo de materiales para separar diferentes espacios en las naves o locales. Por ejemplo, en el sector HORECA, acrónimo de Hoteles, Restaurantes y Caterings, y en los supermercados. Con estas cortinas térmicas aislantes se mantienen intactas las propiedades de los productos frescos además de evitar que entren insectos o suciedad. 

Somos especialistas en la fabricación e instalación de este tipo de cortinas de PVC, tanto en su fabricación como en su instalación. Entre otras cosas, para el mantenimiento de la cadena de frío.

Cortinas térmicas aislantes para mantener la cadena del frío

Con el PVC es posible controlar la temperatura en fábricas y espacios industriales mediante las cortinas de lamas de este resistente material. En espacios más reducidos el resultado aislante es el mismo. 

Las cortinas de PVC no pueden faltar en las cámaras frigoríficas ya que representan una de las mejores soluciones para mantener la cadena del frío y preservar las propiedades de los productos que puedan almacenarse allí. Pero, ¿qué es la cadena del frío? Es una cadena de suministro con temperatura controlada para actividades de producción, almacenamiento y distribución. La cadena de frío está formada por diferentes etapas que garantizan que el producto no perderá ninguna de sus propiedades. Cada alimento se mantiene a una temperatura determinada para garantizar que ningún virus o microbio dañe el producto. La cadena de frío ha de mantenerse durante cuatro fases: producción, almacenamiento, transporte y venta.

Ventajas del PVC en estos entornos

  • Soporta temperaturas extremas: en congeladores, cámaras de frío o camiones frigoríficos. Estas cortinas pueden resistir temperaturas de hasta -40 grados centígrados.
  • Evitan que se acumule la suciedad: el PVC también funciona como protector contra el polvo y demás partículas.
  • Son lamas con gran poder aislante y elasticidad para permitir el paso de personas y vehículos.
  • Evitan la pérdida de frío y el paso del calor del exterior: en cámaras de refrigeración, las cortinas de PVC aseguran una temperatura estable.
  • Fácil mantenimiento y limpieza: bien sean transparentes u opacas, las cortinas térmicas aislantes responden a los máximos estándares de eficiencia y durabilidad con muy poco esfuerzo. 

Nos avalan más de 30 años trabajando con este tipo de cortinas en sectores industriales. Garantizamos la máxima eficacia y los mejores acabados. Las cortinas térmicas son una de las mejores alternativas para lograr la temperatura necesaria en los espacios industriales. También para dividir varias salas que tengan que permanecer con temperaturas diferentes. La mejor forma de llevar un control estricto de la temperatura en las salas climatizadas.

Leave a Reply